sábado, 14 de abril de 2018

Historia del marañon, cajú o anacardo

Esta es una planta a la que le guardo gran cariño, de niño la conocí cuando su fruto me parecía extraño, un poco malévolo por su nombre y la advertencia de que si lo mordía crudo me podía quemar la boca, algo parcialmente cierto según lo describo al final del escrito. 

El marañon (Anacardium occidentale L.) es una especie nativa de Brasil y representa una gran curiosidad dado que produce un fruto seco o nuez separada de lo que a primera vista consideramos el fruto, su nombre significa arriba (ana) corazón (cardium) o corazón invertido como lo propuso el naturalista francés André Thevet, mientras que los portugueses lo llamaron Cajú, proveniente de Akajú que significaba amarillo en tupí guaraní y de este nombre se originó el nombre en inglés Cashew.
Este árbol tiene varios nombres en lenguas indígenas, siendo la palabra marañon un nombre aplicado confusamente en la primera mitad del siglo XVI y posteriormente, tanto que en el Orinoco y en el Amazonas se le conoce con este nombre aun después de varios siglos.

Se tiene registro histórico del marañon por los franceses que acompañaron al hugonote Villegagnon a ocupar la comarca de Río de Janeiro a mediados del siglo XVI, nuevamente André Thevet nos muestra un grabado donde ilustra la recolección del marañon:


recolección de frutos de marañon o caju por André Thevet 1558
Recolección de frutos de marañon, André Thevet, 1558. Imagen original tomada de Wikipedia.

Para las culturas indígenas, la madurez de sus frutos servía como calendario y su cosecha era importante. Las partes de la planta recibían diversos nombres: acajaiba y acauiba para el árbol, acaiú o cajú para el fruto y acaguacaya, acajuti e itimaboera para la almendra.

Oviedo y Valdés informan del marañon con el nombre de pauxi, encontrándolo en Venezuela, así mismo pareciera que el nombre de pauxi y paují viene por similitud con el pico del paujil, ave cuyo pico presenta un abultamiento que puede asemejar a la nuez del marañon.

Paujil pauxi pauxi
Paujil (Pauxi pauxiImagen original farm4

Otras especies del género Anacardium producen frutos similares al marañon, con un receptaculo fresco y un fruto seco como nuez que tienen importancia regional en Brasil, como lo son A. giganteum, A. negrense, A. othonianum, A. humile y A. microcarpum, esta ultima conocida como “caju miniaturia” y puede tener importancia comercial. En los Andes y Centroamérica se encuentra A. excelsum creciendo en clima caliente, sus frutos también se tuestan y consumen.

Diversos autores señalan su centro de origen entre el estado de Ceará (Brasil), mientras que otros señalan la amazonia y la meseta brasileña (el "planalto brasileiro" en portugués). El marañon fue apreciado por grupos indígenas y esto permitió que fuera ampliamente difundido, siendo encontrado por los europeos diseminado por Suramérica y el Caribe.
La población indígena consumía la nuez y el receptáculo carnoso, la nuez era tostada para eliminar el aceite tóxico que la recubre (proceso peligroso por los gases tóxicos que suelta el tostado), mientras que del receptáculo se obtiene un jugo que se fermentaba y era utilizado para la producción de vinos.

Por el lado de los colonizadores, el artista Albert Eckhout (pintor holandés) quién estuvo en el Brasil desde 1636 hasta 1644, nos muestra el marañon en dos de sus pinturas: Frutas brazilerias y mujer mameluca, en la primera como parte de un bodegón de naturaleza muerta y en la segunda como parte del fondo al retratar a una mujer mestiza.

Pintura de frutas de brasil por Albert Eckhout
Abacaxi, melancias e Outras Frutas (Frutas brazileiras) de Albert Eckhout. Imagen original Wikipedia
mujer en pijama albert eckhout con árbol de marañon o caju detras
Mulher Mameluca de Albert Eckhout, pintada entre 1641 y 1644 Imagen original Wikipedia

Los portugueses introdujeron el marañon a la India posiblemente a través de Goa en 1590 para la producción de vino y brandy. Posteriormente se expandió por el resto de Asia y así mismo los portugueses lo introdujeron en sus colonias en el oriente de África donde se naturalizó y actualmente crece de manera silvestre en las costas de Mozambique. Desde aquí se llevó a Tanzania y Kenia hasta llegar a los mayores productores de marañon que son: India, Vietnam y Nigeria.

Las plantas de marañon son objeto de un gran número de plagas y enfermedades que causan un bajo rendimiento, siendo calculado en 30 o 40 frutos por árbol lo que se evidencia en el precio alto de esta nuez.
El fruto del marañon esta compuesto por un falso fruto, siendo el receptáculo abultado, con una forma y tamaño similar al de una pera, cuyo sabor es descrito como el de una esponja empapada en azúcar astringente, por lo que, es común que esta fruta se pudra en los lotes. Sugiere Jhon Warren que el receptáculo fue la parte que llamó al hombre al árbol de marañon, y posteriormente descubriría el consumo de la nuez.

fruto de marañon o caju con cielo azul
Seudofruto o manzana de marañon y nuez de marañon. Foto: Javier Orduz. Imagen original Fruticultura colombiana

Además de las personas, los murciélagos se ven muy atraidos al consumo del receptaculo carnoso, cumpliendo así con su consumo la dispersión de la semilla de marañon.
La vida sexual del marañon es particular, en la temporada de floración el árbol produce inicialmente solo flores masculinas, posteriormente producirá flores hermafroditas o femeninas, requiriendo así varios árboles en un sitio para mantener superposición en las etapas de floración entre los diferentes árboles.

Actualmente en Brasil se realiza jugo de marañon para su comercialización, mientras que en el Caribe y en África occidental se prepara vino y en Goa se prepara un muy buen brandy. En Colombia, CORPOICA (ahora AGROSAVIA) tiene clones de marañon mejorado en su Sede Taluma (Meta) y se está probando su comportamiento en las Sedes del Caribe con el fin de promover su cultivo del marañon en regiones secas de Colombia, principalmente en la costa Caribe y en zonas de los llanos orientales.

fruto y seudofruto de caju o marañon
Seudofruto y fruto de marañon en el árbol. Foto: Gustavo Murillo. Imagen original Fruticultura colombiana

De acuerdo al mercado objetivo, se selecciona si se va a cosechar la manzana para su consumo en fresco o se va a destinar para la obtención de la nuez, debido a que en el punto de consumo del receptáculo, la nuez no ha alcanzado su maduración.  Cuando la consigue, el receptáculo no es comestible, pero si es destino al mercado en fresco, el fruto se comercializa con la nuez para evitar heridas. En el siguiente video se detalla una fabrica donde se procesa y obtiene la almendra del marañon. Observen la protección en las manos y otros instrumentos usados para proteger al operario de las quemaduras que puede ocasionar el aceite contenido en cobertura de la nuez, finalmente se detallan productos comestibles obtenidos del fruto del marañon.




Por otro lado, el pericarpio del fruto, es decir, la doble capa que protege la semilla, contiene un aceite conocido como "aceite de la cáscara de la nuez de marañon" el cual contiene sustancias causticas como cardol, cardanol y ácido anacárdico, fenoles con uso potencial en la industria petroquímica. Actualmente se han criticado productores de nuez de marañon en India, Vietnam y otros por no proveer protección contra las quemaduras a los operarios encargados de su extracción, así como el usar en este proceso ha presidiarios por medio del trabajo forzado.

Curiosidades:

Junto con el mango, el marañon es pariente cercano con la hiedra venenosa, el roble venenoso y el zumaque venenoso (especies de clima templado, pertenecientes al género Toxicodendron), la hiedra venenosa es bastante popular en series de Norteamérica y en paises de Europa y Asia donde se ha introducido. Estas especies contienen un compuesto irritante llamado urushiol

En Colombia la planta conocida como Pedro Hernández o manzanillo (Toxicodendrum striatum) también produce escozor en la piel, provocao por el urushiol.

Finalmente, reconozco que la proxima vez que consuma un fruto fresco de marañon, lo probaré con un toque de ají, azucar y sal

Bibliografía:
-Duarte, O. y R. Paull. 2015. Exotic fruits and nuts of the new world. CABI p 1-16.
-Patino, V. 2002. Historia y dispersión de los frutales nativos del neotrópico. CIAT 656 pp
-Warren, J. 2011. The nature of crops. CABI. 192 pp
-https://www.telegraph.co.uk/foodanddrink/foodanddrinknews/11577928/Blood-cashews-the-toxic-truth-about-your-favourite-nut.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario