domingo, 22 de julio de 2018

Vuelve severaflor2 y Rosa de Jericó

Hola apreciados lectores, les quiero comentar que cuando realicé el cambio de nombre del blog a jardindebogota.blogspot.com  esperaba no ruborizarme al mencionar el nombre del blog en público, sin embargo, esta decisión a pesar de no ser apresurada (como lo mencioné en esta entrada cambio del nombre del blog severaflor2) no trajo los resultados esperados y les contaré el porqué:

-El nombre disminuyó la visibilidad del blog, ni siquiera yo mismo lo podía encontrar en la web, dado que se confunde con el jardín botánico de Bogotá.
-Aunque el actual nombre del Blog (severaflor2) no es muy serio, lo extrañaba, es un nombre que por sí mismo muestra un carácter relajado e incluso funciona para romper la tensión en una conversación.

Me encontré entonces con que había sido una decisión contraproducente, por lo cual decidí retornar al viejo nombre del blog severaflor2.blogspot.com en el cual espero seguir colocando artículos o entradas donde vincule plantas (principalmente frutales) y su historia relacionada con el neotrópico, como una herramienta para unir los alimentos con nuestra cultura e historia.

Por otro lado, encuentro que la definición de severo-ra por la RAE, encuentro que se usa para designar un trato duro o rígido en la observación de una norma y también se usa como adjetivo con varios sentidos como riguroso, duro, austero, extremo, exacto. Por esto, no debo tener pena, sino orgullo del nombre del blog, ya que pasa a significar que la estructura más delicada de la planta es extrema... 

Y como no puedo dejar de hablar de plantas, traigo una pequeña historia de plantas extremas, las plantas revivicentes, las cuales pueden sobrevivir a niveles mínimos de agua durante meses o años, aqui les presento la Rosa de Jericó (Anastatica hierochuntica L.), una planta con distribución saharoíndica que cuando se seca se enrolla formando una bola que rueda por acción del viento, cuando hay un ambiente húmedo, la planta se despliega y dispersa sus semillas:


Rosa de Jericó seca y enrollada, Foto tomada de florasilvestre.es

Flor de Rosa de Jericó, Foto tomada de florasilvestre.es

En resumen, esta planta tiene Severaflor.

Termino esta publicación, comentando que no borro el viejo blog jardindebogota.blogspto.com ni las entradas donde publiqué decisiones, los considero parte de la historia del blog y enseñanzas. 

Adicionalmente quiero comentar la experiencia que ha sido el tener un blog, dado que me ha impulsado a viajar, a indagar en libros especializados y en la web, en tener una historia que contar a mi pareja, familia, amigos y conocidos. Por fin entendí que hizo la expedición botánica, quienes estuvieron en la expedición corográfica, y sobre todo, entiendo un poco más, el arte, las pinturas que veo en los museos y la arquitectura.

Después de estos comentarios al aire, un abrazo al lector que me ha acompañado en sus ratos libres, espero que hayan disfrutado de leer mis publicaciones.

Saludos

Javier


martes, 10 de julio de 2018

Historial del añil y el índigo

El añil es el nombre general para las plantas de las que se puede obtener el colorante azul de manera natural proporcionado por el compuesto Indicán: (este es un glucósido precursor del índigo).Sin embargo, por razones de facilidad y producción este método ha sido reemplazado por los colorantes sintéticos a base de anilina.

Existe una sinonimia entre añil, índigo y isatide o glasto, estos hacen referencia a las plantas de las cuales se obtiene este colorante y corresponden a las especies Indigofera suffructicosa, Indigofera tinctoria e Isatis tinctoria respectivamente. La dos primeras especies pertenecen a la familia  Fabaceae; la primera es nativa de América tropical mientras que de la segunda especie es de  origen desconocido a pesar de estar naturalizada en Asia tropical y partes de África. La tercera especie pertenece a la familia Brassicaceae y es nativa de las estepas y zonas desérticas del Cáucaso, también se le conoce como hierba pastel y su rendimiento en tintura era muy inferior al añil (4 libras de añil daban tanto tinte como 200 libras de glasto).
En general, la obtención del color azul de plantas del género Indigofera ha estado restringida a las regiones cálidas del planeta, mientras que en regiones mas frías, se recurrió a otras plantas como el glasto y Polygonum tinctorum.


Indigofera tictorea tomado de Revista Credencial

Indigofera tictorea tomado de Banco de la República


Los primeros reportes del añil se encuentran en Perú en muestras de tejido hallados en el asentamiento de Huaca Prieta, con cerca de 6.000 años de antigüedad, mientras que en Egipto se encuentran indicios de uso del añil de hace 4.400 años, ya en tiempos de Tolomeo los romanos compraban telas teñidas en el Valle del Nilo en el año 200 AC, exportándose a los países del Mediterráneo. Los romanos lo llamaban indicum (parece ser que por su procedencia de la India) de donde se formó la palabra índigo, mientras que los árabes tomaron la palabra nil del sanscrito y la convirtieron en añil (color azul), en esta entrada haré referencia al colorante como añil por su mayor cercanía historica.

Muestra de tela analizada con rayas azules de índigo. Tomada de advances.sciencemag.org

El añil tuvo gran auge en las Indias Orientales donde se usó para la tinción de telas, sedas, algodones, lienzos, etc. Cuando se descubrió el continente americano se introdujo el añil como un nuevo tinte, sin embargo, los indígenas del área mesoaméricana conocían y manejaban el color azul extraído de plantas de mohuitl y jiquilete desde épocas prehistóricas que usaban para teñir, también era usado en ritos y como medicamento.

En América se descubrió que el añil no era un mineral  sino que provenía de una planta, con lo cual el imperio español indujo su cultivo en Guatemala (incluyendo a Chiapas, que dependía de esa capitanía) y ya para 1579-80 se enviaron a Sevilla las primeras 43 arrobas de añil. En Colombia se tiene un registro del cultivo de añil desde el año de 1776 suministrado por el gobernador de Santa Marta- Magdalena. Sin embargo la producción añilera colombiana no tuvo grandes volumenes por lo cual no fue relevante en el mercado internacional, donde los principales productores eran Guatemala, Venezuela, Brasil, India y Filipinas.

La producción de añil toma auge debido a que en la industria textil europea (principalmente de Inglaterra y Francia) la tintura de añil sustituye el color pastel (glasto) y al incremento de producción por la revolución industrial en la que se requirió de una gran fuente de colorantes, que sirvió para la economía de Colombia. Existían entonces diferentes calidades de añil de acuerdo con la procedencia del cultivo, las prácticas de cultivo y el tipo de fermentación, generando así diferentes tonos de azul con determinados matices, así como diferentes grados de adherencia de la tinta.

La producción de añil en Colombia se ajustó a un modelo de producción con alta especulación, exigiendo inversiones fijas sin certeza de retorno del capital, sin embargo, su atractivo especulativo era grande al tener un gran coste por unidad de peso, permitiendo su cultivo al interior del país en donde el costoso transporte fluvial permite su exportación. En el siguiente cuadro se observa un valor comparativo entre los principales productos exportados en Colombia, notandose que a finales de la decada de 1870 el valor del añil era mucho mayor por unidad que el del café, quina y tabaco. 


Años antes, en 1860 el añil solo fue cultivado para exportación en Cúcuta, mientras en otras regiones reinaba el cultivo del tabaco, pero con el final de la guerra (1863) y el decaimiento del precio del tabaco, las inversiones giraron hacia la extracción de quina y el cultivo del añil, este último se estableció en Nilo, Melgar, Cundai, El Carmen, Tocaima, Jerusalén, Viotá, Girardot, La Mesa, Ricaurte y en general áreas en las márgenes del río Magdalena, en la región de Ambalema y Honda, (Cundinamarca y Tolima), en el municipio de Sopetran (Antioquia) también hubo un importante cultivo de añil. Aunque el añil tuvo un auge fugaz (década de 1770-80), permitió la concentración de capitales que precedió la siembra de café en las faldas de la cordillera oriental.

Durante la esta pequeña bonanza de añil, se tuvo un área cultivada de 2.300 hectáreas y empleaba entre 5.000 y 6.000 trabajadores, mientras que el tabaco tuvo 8.000 ha y 16.000 cosecheros.

Por otro lado, el color azul se obtuvo artificialmente en 1880 por el químico Adolf von Baeyer y lo perfeccionó en 1883, ya en 1890 Karl Heumann obtuvo azul para uso industrial, el cual era llamado "azul de Prusia", la industrialización de este proceso provocó una producción de color índigo más económico que la importación de añil de fuentes naturales, provocando una drástica caída de su demanda alrededor del mundo, fue el fin de la bonanza añilera de Colombia y países centroamericanos

El cultivo del añil tuvo ciertas dificultades, mencionandose la baja mano de obra y la falta de vías de comunicación. Por otro lado, su cultivo extensivo implicaba el desarrollo de un manejo agronómico donde se hiciera uso de abonos y prácticas de cuidado del suelo para evitar su erosión, su ausencia  repercutió en disminución de la productividad y generó el mito de que el añil acababa la tierra, siendo que actualmente se usa en programas de rotación de cultivos y enriquecimiento del suelo al aportar nitrogeno (caracteristica de plantas pertenecientes a las Fabáceas).

Planta de Indigofera suffruticosa con fondo de pasto, tomada de conabio.gob.mx
Detalle de hoja y flores axilares de Indigofera suffruticosa, tomado de conabio.gob.mx

Actualmente, en las regiones colombianas mencionadas no existen cultivos de añil, en su lugar se cultiva arroz o se tienen pastizales para alimentar ganado, en este ultimo caso, el consumo de plantas de añil puede afectar el ganado por lo cual se considera una especie no deseable en los pastizales. todavia en algunos potreros se puede encontrar tanques sin uso para la fermentación del añil. Por otro lado, países como el Salvador mantiene cultivos como fuente de ingresos y en programas de rotación de cultivos. A continuación, se observa un video que resume su cultivo y aprovechamiento:



Mientras que en el siguiente video, se muestran los pasos para realizar tinción de telas de algodon con añil:


Apreciado lector, espero que haya sido util mi entrada, cualquier comentario dejalo abajo:

Bibliografía:
-Alarcon, F. y D. Arias. 1987. La producción y comercialización del añil en Colombia 1850-1880. Descarga en: https://revistas.unal.edu.co/index.php/achsc/article/download/36103/37515
-Marcodeo, J. Guía Técnica: Cultivo del Jiquilite (Indigofera spp.) en El Salvador. Bonilla, O. y N. Chalabi (Eds). IICA, FORTALECE, GTZ, 55pp
-Patiño, V. 2007. Aproximación a la historia agropecuaria del Neotrópico. Épocas prehispánica y colonial. U. del Valle. Cali. 648pp.
-Splitstoser, J., Dillehay, T., Wouters, J. & A. Claro. 2016. Early pre-Hispanic use of indigo blue in Peru. Science Advances 14, vol 2 (9), descarga del articulo en: http://advances.sciencemag.org/content/2/9/e1501623/tab-pdf

viernes, 18 de mayo de 2018

Los Canelos de Mutis

Hola, esta es una entrada especial para mí (resuelvo dudas que tenía desde el 2010) y un poco larga, les quiero compartir sobre los canelos de Mutis, una historia fascinante y llena de misterio, durante mi carrera universitaria postulé que la tesis que realizaría sería sobre la canela; planta que observé en herbarios y estuve buscando ávidamente cuando me aventuraba en bosques. Actualmente tengo dos pequeñas plantas de canela que compré en Mariquita (Tolima) y eso revivió en mí el aclarar un poco aquellas dudas que me aquejaban desde el año 2010 ¿Por qué era importante la canela durante la colonia? ¿Qué quería Mutis con la canela? ¿La canela que encontramos en Mariquita es descendiente de la canela que sembró Mutis? ¿De dónde viene la canela que consumimos? ¿Qué especie tengo en mi jardín?

Canela de un vivero local. Foto: J. Borbón

Comienzo el tema recordando el libro "El país de la Canela" de William Ospina, donde nos cuenta sobre la búsqueda de un bosque de canela por parte de los conquistadores españoles encabezados por Francisco de Orellana (no comento más para no arruinar la lectura de este maravilloso libro). La canela era una especia de gran valor para los europeos, quienes le atribuían propiedades medicinales y en la conservación de los alimentos (principalmente carne) en una época en que no existía la refrigeración, la canela  permitiá alargar la vida útil de los alimentos, aromatizándolos y haciéndolos más comestibles, como otras especies de la ruta de las especias. En ese entonces, las Indias Occidentales se presentaban como un escenario de gran cantidad de plantas desconocidas que podían ofrecer recursos valiosos para el Imperio español. Parte de las reformas borbónicas buscaron hacer uso de estos recursos, comenzando por ponerle orden a la plantas de sus colonias, uno de los  resultados fue la creación de las Reales Expediciones Botánicas liderada en el virreinato de la Nueva Granada por José Celestino Mutis.

Imagen de Palmas de coco, palma areca o betel y árbol de canela en Asia. Johan Nieuhof. 1682.  Tomada de wellcomecollection.org

En 1763, dos años después de llegar a América, José Celestino Mutis escribió al rey:

 Los montes de América y en especial los del Perú, hacia las provincias de Maynas y Quijos, están poblados de unos árboles cuyo olor, color y sabor han hecho creer hasta a la gente menos instruida que merecen el nombre de canelos.

Años después se creó La Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada por el virrey Antonio Caballero y Góngora y rectificada por el monarca Carlos III.  Esta inició en mayo de 1783 en La Mesa de Juan Díaz (Cundinamarca) y luego de dos meses se trasladó a Mariquita (Tolima). Fue allí donde funcionó la Expedición Botánica, que en su labor linneana de clasificar las plantas de la Indias Occidentales y aportar a la Pharmacopea española, obtuvo en el año de 1786 semillas de canela, enviadas por el corresponsal fray Diego García y provenientes de la región de los indígenas andaquíes (hoy Belén de los Andaquíes, Caquetá), por lo cual se le llamó canela de los andaquíes. Se sembraron 22 semillas en el jardín de la casa de Mutis y nacieron 11 arbolitos que causaron gran alegría a Mutis.

Mutis buscaba que sus canelos le permitieran incrementar los ingresos de sus expediciones, ofreciendo al Imperio España el poder de romper con el monopolio del mercado de la canela que tenía Holanda con la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales, sucedía que la canela comercializada en Europa era de dos tipos, la canela de Ceylan y la canela China, ¿la canela americana sería una de estas especies?, cuando se pudieron comparar con las muestras de canela americana, se concluyó que las especies de canela del nuevo mundo eran diferentes a la canela de Ceylan. Mutis por su cuenta llegó a una opinión similar. A pesar de esto, la canela americana podía tener un valor potencial si su calidad podía mejorarse y podría competir con éxito en el mercado europeo y es donde los canelos de Mutis eran la punta de lanza para esta empresa. De los canelos que mantuviera vivos se podría sacar semilla para establecer una plantación de mayor escala, inicialmente en la Quinta contigua a la Casa de Mutis en Mariquita (predio comprado con dinero de la Real Hacienda), para producir canela a menor precio que el obtenido por la búsqueda y explotación de canela silvestre en los Andaquies, teniendo el Virreinato la oportunidad de vender un producto al Imperio español y este venderlo a través de Europa.

Casa de Mutis, o casa de los canelos. Foto: J. Borbón.
Para otra vista de la casa de Mutis y el escrito con mayor detalle, lo puedes ver en este link

Para 1790 se ordena el traslado de la Expedición Botánica para Santa Fe de Bogotá, Mutis da cuentas al Virrey sobre sus múltiples trabajos mencionando que tiene 22 arbolitos de canela con tres años de edad y se encuentra haciendo preparativos en la Quinta para la propagación de canela. Sembrando platanales dar sombrío a las futuras plántulas de canela y a más de 200 árboles de nuez moscada que tiene un año de edad. Así mismo pide tiempo para poder trasladarse a Bogotá, alistando las colecciones, libros y demás para el viaje, así como dejar recursos para el cuidado de los canelos y la nuez moscada. Dos años después, el virrey recibe una orden real en la que se solicita hacer todo lo posible para promover el cultivo de la canela de Mutis, dado que su calidad ha sido confirmada por los farmaceutas del rey.

Para 1801, Mutis reporta al virrey Pedro Mendinueta que hay 18 árboles de canela y uno de quina en la Quinta de Mariquita bajo el cuidado de María Antonia Montero, quien le reporta que los canelos son "mejorados y superiores al silvestre". Ya en 1802, Humboldt escribiría que los canelos de Mutis eran considerablemente productivos.

Sin embargo, los canelos de Mutis y proyectos similares realizados en Quito, como el cultivo de canela de Ceylan y china en Filipinas, no tuvieron éxito en su cultivo o, comercialización y distribución suficiente para jugar un papel importante en el comercio de especias. Lo que dejaba a los holandeses con el monopolio.
Junto con otras plantas identificadas por Mutis, por Ruiz y Pavon en Perú, que podrían tener importancia para la corona, la identificación correcta de una planta era el primer paso para introducirla en la economía, pero no el único.Pero su introducción en el mercado por parte de España no generaba buenos resultados quedando perdido el esfuerzo. Se requería resolver problemas de rendimiento y eficacia, siendo necesario ensayos químicos y médicos.

Durante los años siguientes, algunos viajeros que pasan por Mariquita, mencionan el estado del legado de Mutis, de la casa de la Expedición Botánica y los canelos que sembró. Incluso Benjamín Pereira Gamba menciona que en su vista a Mariquita (no se menciona fecha, por lo cual está debió ocurrir entre 1834 y 1890), solo encuentra ruinas de templos, así mismo la casa de Mutis está destruida y se observan seis frondosos y vigorosos canelos.

Jose María Gutierrez cuenta en 1874 que durante su visita a Mariquita, la casa de Mutis estaba desmoronándose, mientras que en el jardín se observan los canelos creciendo y sobreponiéndose a la maleza que los rodea, mostrando al viajero que:

Aquel fue el lugar que algún tiempo habitó la ciencia, y son el único signo de aquel período brillante, signo que quizás no tarde mucho en desaparecer bajo el hacha destructora de los que no respetan recuerdo alguno, por sagrado y glorioso que sea, si los despojos de las reliquias más respetables ofrecen algunos centavos de utilidad a su codicia.

Imagen posiblemente de la Casa de la Segunda Expedición Botánica. Jose María Gutierrez 1874. Imagen original Banrep

En 1884, el paisajista Eugenio Peña menciona que durante su visita a Mariquita, observó tres hermosos canelos, rodeados de varios pequeños.

Imagen tomada de Mariquita 25 siglos de Historia. No he podido confirmar si hace parte del jardín de Mutis, ni quien tomó la foto. Me queda pendiente averiguarlo.

A mediados de los años 20 del siglo XX, el académico e investigador Manuel José Forero menciona que solo queda un canelo de los once plantados por Mutis, mientras que de las otras plantas del jardín solo queda la memoria. Finalmente, en la última contienda civil (no se especifica cual), las guerrillas que llegaban a Mariquita acampaban en los prados del "Solar del Rey" o el mismo jardín de Mutis, donde las fogatas al pie de los canelos precipitaron su muerte.

En el año de 1932, el Padre dominico Francisco Mora Díaz menciona que de los canelos de Mutis no queda nada, fueron talados, confirmando así su inexistencia, mientras que el jardín botánico es un impenetrable matorral.

Entonces, a pesar del gran esfuerzo que realizó Mutis por sus canelos, estos fueron víctimas del descuido y fueron muriendo de a poco sin mayor doliente, desde la parte administrativa Aníbal Henao menciona que Mutis dejó escrito en su testamento una declaración donde dejaba el terreno "La Quinta" a María Montero y Ruiz como remuneración al cuidado de los canelos del "solar del Rey" y encarga su propagación y aumento. Sobrevivieron dos canelos al cuidado de María Montero, pero por burocracia, el terreno tuvo líos en su sucesión.

Actualmente, en Mariquita queda del legado de Mutis una esquina de la que fue su habitación y en las bases de la casa donde se realizó la Expedición Botánica, se realizó su restauración, la cual fue inaugurada en 1983 por el ex presidente Belisario Betancur. En esta casa se encuentra un jardín con un árbol de caucho, el "chupo", el "bayrrun" y algunos canelos, los cuales en mi primera visita confundí con los que había sembrado Mutis.

Canela de la segunda casa de la expedición botánica. Foto: J. Borbón

Buscando responder ¿cúal fue la especie de canela cultivada por Mutis? y ¿cúal es la que está sembrada en la segunda casa de la Expedición Botánica? me decidí a buscar con qué nombres se habían conocido los canelos sembrados por Mutis, encontrando un mundo de sinónimos que no concuerdan:

-En primer lugar se viene a la mente que si viene de los Andaquíes, debe ser la especie conocida como canelo de los Andaquíes que es Ocotea quixos Lam. Este nombre es sinónimo de la especie mayormente conocida por su nombre válido Ocotea odorifera (Vell.) J. G. Rohwer.
- Ahora, según Anibal Henao, los canelos sembrados por Mutis pertenecían a la especie Nectandra cinnamomoides Ness, esta planta es sinónima de Ocotea quixos Lam. 
-Por otro lado, Humboldt menciona que el canelo de Mutis es el Laurus cinnamomoides Mutis, sinonimo de Ocotea cinnamomoides (Mutis ex Kunth) Kosterm.
-Las canelas americanas fueron generalizadas como Laurus cinnamomum 
El tipo de hoja de Ocotea odorifera se observa en la siguiente imagen:


Imagen Ocotea odorifera tomada de Reflora Brasil

Esta hoja difiere bastante de la observada en la canela que encontramos en el jardín de la segunda casa de la Expedición Botánica, al igual que de las canelas que tengo en mi jardín, estas ultimas tienen tres nervaduras bastante marcadas a lo largo de sus hojas mientras que Ocotea odorifera no las presenta.
Por otro lado, las canelas comúnmente comercializadas son la canela de Ceylan (Cinnamomum zeylanicum) sinónimo de Cinnamomum verum J. S. Presl, la cual es considerada como la canela autentica y la canela china Cinnamomum cassia o canela de Indonesia Cinnamomum burmannii Blume. A estas ultimas generalmente se le llama "Cassia" sin importar de cual de estas dos especies provenga.
A continuación, se observan hojas de canela y de cassia:


Cassia Cinnamomum burmannii tomada de Reflora Brasil

Canela Cinnamomum verum imagen tomada de Reflora Brasil

Al parecer, la canela encontrada en Mariquita y la que tengo en el jardín, pertenecen a la conocida como Canela china o cassia (Cinnamomum burmannii Blume), me atrevo a sugerir esta especie dada la comparación realizada.

Actualmente se argumenta que la canela autentica tiene mejores beneficios para la salud que la cassia, esto se debe principalmente al contenido de cumarina, un compuesto natural que puede convertirse en un anticoagulante y que ha causado hepatoxicidad en ratones, por lo cual se considera que una alta ingesta puede ser toxica para el ser humano.

Por último, Hernando Ávila, un guardabosques autodidacta que vive en Mariquita, apasionado por la historia y la botánica, menciona sobre los canelos de Mutis que durante la Guerra de los Mil Días, se mandó a fusilar los canelos. Menciona también al señor Moisés Pacheco, quien plantó canelos y tampoco tuvieron buena suerte, siendo destruidos en 1936 por decisión de un alcalde, termina mencionando a Ricardo Galvis, quien recogió semillas de canelo y el padre de Hernando tuvo la fortuna de sembrar en su casa, al parecer, el legado de Mutis continua, habrá que verlas para reconocer que especie de canela son y salir de la duda que me planté en 2010.

Si conoces más datos sobre los canelos de Mutis, por favor escribelo en los comentarios.

Javier

Bibliografia:
-Bleichmar, D. 2016. El imperio visible. Expediciones botánicas y cultura visual en la Ilustración hispánica. Fondo de Cultura Económica. 278p.
-Chen, P., Sun, J. y P. Ford. 2014. Differentiation of the four major species of cinnamons (C. burmannii, C. verum, C. cassia and C. loureiroi) using a flow injection mass spectrometric (FIMS) fingerprinting method. J. Agric. and Food Chem. 62 (12): 2516-2521 (link)
-Henao, A. 1962. Los "Canelos" de la expedición Botánica". ElTiempo Dic. 30. En: Moreno, A (Compilador). 2016. Mariquita 25 siglos de Historia. Mariquita-Colombia. 300pp
-Nieto, M. 2006. Remedios para el imperio. Historia natural y la apropiación del nuevo mundo. Bogotá. Universidad de los Andes. CESO. 2da ed. 248 p.
-Zerda, L. 1883. José Celestino Mutis. Papel Periodico Ilustrado. pp: 117-128, En: Moreno, A (Compilador). 2016. Mariquita 25 siglos de Historia. Mariquita-Colombia. 300pp
https://www.revistaarcadia.com/impresa/articulo/la-segunda-expedicion-botanica/22686

miércoles, 16 de mayo de 2018

Agronomosis

Dentro de un cultivo técnificado, existen diversos factores bioticos y abioticos que afectan una adecuada producción del cultivo, sin embargo, hoy voy a mencionar una poco común y rara vez documentada, la agronomosis.

Ocurre en cultivos que han sido previamente seleccionados para ser visitados por estudiantes unviersitarios, la mayoría de la carrera de ingeniería agronómica y en menor medida de otras carreras. Una vez en el cultivo, buscan por medio del sentido de la vista (y sentido común), los frutos más proximos a ser cosechados, los más blandos y de mejor color, para desaparecerlos rapidamente en una cavidad que cargan en su espalda, o en sus bocas, dependiendo del tamaño y la cantidad de frutos que sus extremidades alcancen.

Agronomosis en planta de fruta magica. Palmira 2012. Foto: J. Borbón.

El dueño del cultivo apenas puede ser consiente de la perdida de frutos, dado lo dificil de cazar infraganti a estos seres, una estrategia usada para disminuir el daño es realizar visitas guiadas por zonas que no tengan frutos o si los tienen, que estos no estén maduros. Otra estrategia es advertir sobre aplicaciones o experimentos en curso, sin embargo sus resultados son cuestionables. 

Existen cultivos donde su ataque es minimo, los cuales coinciden con frutos industriales o de sabores poco palatables como ajo y guatila. 

Si conocen más sobre esta plaga, por favor escribelo en los cometarios.

Javier

lunes, 30 de abril de 2018

Alfonso López Pumarejo podando árboles


En el museo Alfonso López Pumarejo, encontré esta belleza de fotogragía, en donde se vé al empresario y ex-presidente Liberal, descansado en su finca mientras poda árboles frutales, una bella labor que han compartido grandes presidentes de la historia como el ex-presidente de EEUU Tomas Jefferson.

Alfonso López Pumarejo podando arboles frutales, al lado está su amigo Moisés Pulido. Finca El Potosi, en Puerto Lopez - Meta. 1958.


sábado, 14 de abril de 2018

Cambio del nombre del Blog Severaflor2 a jardindebogota

Hola, lamento mucho haber tenido que cambiar el nombre del blog, con lo cual cambié su dirección web, algo que me costará tiempo de asimilar y aunque no tengo muchos lectores, si se que he tenido articulos que han sido bastante utiles para diversos internautas.

La primera razon para el cambio de nombre, es la busqueda de un nombre más serio, habiendo explicado que "http://severaflor2.blogspot.com.co/" nació de una busqueda frustrada de un nombre adecuado, decido cambiar el nombre del blog a Jardín de Bogotá "jardindebogota.blogspot.com.co", y ahora procedo a explicar brevemente este nuevo nombre:

Bogotá, como ciudad donde resido, enclavada en los andes en pleno corazón de Colombia, es una ciudad cosmopolita ubicada dentro del territorio que pertenecía a los Muiscas, quienes denominaban el centro poblado como "Bacatá", un significado es "Dama de los Andes" que se encontraba en los que hoy es Funza, la Bogotá actual fue Fundada por Gonzalo Jiménez de Quesada en 1538 en un sitio con buena vista, agua abundante y recursos madereros entre otros.

Bogotá fue entonces un emplazamiento importante para los muiscas y para los conquistadores, durante la colonia fue sede de la Audiencia del Nuevo Reino de Granada (desde 1550) y capital dependiente del Virreinato de Perú. A partir de 1717 la ciudad fue capital del Virreinato de la Nueva Granada y luego en la independencia fue capital de la Gran Colombia y posteriormente capital de Colombia (con sus otros nombres históricos).

Con esto quiero mostrar que Bogotá tiene un legado cultural muy grande, además de estar en un sitio elevado en pleno trópico, cerca tanto de los valles interandinos, los cultivos de café, como de los llanos orientales. Aquí llegan plantas de todo el territorio colombiano, desde áreas tropicales hasta del páramo cercano, por lo cual es un centro donde la cultura y la biodiversidad se unen. Es por este motivo, que como un homenaje a la ciudad en los Andes, pongo un jardín virtual de historias de las plantas que por aquí han pasado y se pueden probar. Incluso la fotografía más antigua de Colombia es de una calle de Bogotá en 1842:

Imagen original tomada de figarocasel, en el anterior link pueden encontrar más información sobre esta fotografía. Tomada en 1842.

Otros nombres que tuve para el blog fueron los siguientes:

-Jardin du Roi: jardín botánico de París creado en el siglo XVII
-Los frutales de Cosimo: por Cosimo Piovasco di Rondò, personaje principal de la novela El Baron Rampante de Italo Calvino, quien vivía en árboles del nuevo mundo y nativos de Europa en el siglo XVIII y XIX.

Saludos

Javier

Historia del marañon o cajú

Esta es una planta a la que le guardo gran cariño, de niño la conocí y su fruto me parecía extraño, un poco malévolo dadas las advertencias que decían que si lo mordía crudo me podía quemar la boca, algo cierto si no se toman las debidas precauciones como se señala al final de la entrada.

El marañon (Anacardium occidentale L.) es una especie nativa de Brasil y representa una gran curiosidad dado que produce un fruto seco, su nombre significa corazón (cardium) arriba (ana) o corazón invertido como lo propuso el naturalista francés André Thevet, mientras que los portugueses lo llamaron Cajú, proveniente de Akajú que significaba amarillo en tupí guaraní y de este nombre se originó el nombre en inglés Cashew.
Este árbol tiene varios nombres en lenguas indígenas, siendo la palabra marañon un nombre aplicado confusamente en la primera mitad del siglo XVI y posteriormente, tanto que en el Orinoco y en el Amazonas se le conoce con este nombre aun después de varios siglos.

Se tiene registro histórico del marañon por los franceses que acompañaron al hugonote Villegagnon a ocupar la comarca de Río de Janeiro a mediados del siglo XVI, nuevamente André Thevet nos muestra un grabado donde ilustra la recolección del marañon:


Recolección de frutos de marañon, André Thevet, 1558. Imagen original tomada de Wikipedia.

La madurez de sus frutos servía como calendario y su producto espontáneo importante. Las partes de la planta recibían diversos nombres: acajaiba y acauiba para el árbol, acaiú o cajú para el fruto y acaguacaya, acajuti e itimaboera para la almendra.

Oviedo y Valdés informan del marañon con el nombre de pauxi, encontrándolo en Venezuela, así mismo pareciera que el nombre de pauxi y paují viene por similitud con el pico del paujil, ave cuyo pico presenta un abultamiento que puede asemejar a la nuez del marañon.

Paujil (Pauxi pauxiImagen original farm4

Otras especies del género Anacardium producen frutos similares al marañon, con un receptaculo fresco y un fruto seco como nuez que tienen importancia regional en Brasil, como lo son A. giganteum, A. negrense, A. othonianum, A. humile y A. microcarpum, esta ultima conocida como “caju miniaturia” y puede tener importancia comercial. En los Andes y Centroamérica se encuentra A. excelsum creciendo en clima caliente, sus frutos también se tuestan y consumen.

Diversos autores señalan su centro de origen entre el estado de Ceará (Brasil), mientras que otros señalan la amazonia y la meseta brasileña (el "planalto brasileiro" en portugués). El marañon fue apreciado por grupos indígenas y esto permitió que fuera ampliamente difundido, siendo encontrado por los europeos diseminado por Suramérica y el Caribe.
La población indígena consumía la nuez y el receptáculo carnoso, la nuez era tostada para eliminar el aceite tóxico que la recubre (proceso peligroso por los gases tóxicos que suelta el tostado), mientras que del receptáculo se obtiene un jugo que se fermentaba y era utilizado para la producción de vinos.

Por el lado de los colonizadores, el artista Albert Eckhout (pintor holandés) quién estuvo en el Brasil desde 1636 hasta 1644, nos muestra el marañon en dos de sus pinturas: Frutas brazilerias y mujer mameluca, en la primera como parte de un bodegón de naturaleza muerta y en la segunda como parte del fondo al retratar a una mujer mestiza.

Abacaxi, melancias e Outras Frutas (Frutas brazileiras) de Albert Eckhout. Imagen original Wikipedia
Mulher Mameluca de Albert Eckhout, pintada entre 1641 y 1644 Imagen original Wikipedia

Los portugueses introdujeron el marañon a la India posiblemente a través de Goa en 1590 para la producción de vino y brandy. Posteriormente se expandió por el resto de Asia y así mismo los portugueses lo introdujeron en sus colonias en el oriente de África donde se naturalizó y actualmente crece de manera silvestre en las costas de Mozambique. Desde aquí se llevó a Tanzania y Kenia hasta llegar a los mayores productores de marañon que son: India, Vietnam y Nigeria.

Las plantas de marañon son objeto de un gran número de plagas y enfermedades que causan un bajo rendimiento, siendo calculado en 30 o 40 frutos por árbol lo que se evidencia en el precio alto de esta nuez.
El fruto del marañon esta compuesto por un falso fruto, siendo el receptáculo abultado, con una forma y tamaño similar al de una pera, cuyo sabor es descrito como el de una esponja empapada en azúcar astringente, por lo que, es común que esta fruta se pudra en los lotes. Sugiere Jhon Warren que el receptáculo fue la parte que llamó al hombre al árbol de marañon, y posteriormente descubriría el consumo de la nuez.

Seudofruto o manzana de marañon y nuez de marañon. Foto: Javier Orduz. Imagen original Fruticultura colombiana

Además de las personas, los murciélagos se ven muy atraidos al consumo del receptaculo carnoso, cumpliendo así con su consumo la dispersión de la semilla de marañon.
La vida sexual del marañon es particular, en la temporada de floración el árbol produce inicialmente solo flores masculinas, posteriormente producirá flores hermafroditas o femeninas, requiriendo así varios árboles en un sitio para mantener superposición en las etapas de floración entre los diferentes árboles.

Actualmente en Brasil se realiza jugo de marañon para su comercialización, mientras que en el Caribe y en África occidental se prepara vino y en Goa se prepara un muy buen brandy. En Colombia, CORPOICA tiene clones de marañon mejorado en su Sede Taluma (Meta) y se está probando su comportamiento en las Sedes del Caribe con el fin de promover su cultivo del marañon en regiones secas de Colombia, principalmente en la costa Caribe y en zonas de los llanos orientales.

Seudofruto y fruto de marañon en el árbol. Foto: Gustavo Murillo. Imagen original Fruticultura colombiana

De acuerdo al mercado objetivo, se selecciona si se va a cosechar la manzana para su consumo en fresco o se va a destinar para la obtención de la nuez, debido a que en el punto de consumo del receptáculo, la nuez no ha alcanzado su maduración.  Cuando la consigue, el receptáculo no es comestible, pero si es destino al mercado en fresco, el fruto se comercializa con la nuez para evitar heridas. En el siguiente video se detalla una fabrica donde se procesa y obtiene la almendra del marañon. Observen la protección en las manos y otros instrumentos usados para proteger al operario de las quemaduras que puede ocasionar el aceite contenido en cobertura de la nuez, finalmente se detallan productos comestibles obtenidos del fruto del marañon.




Por otro lado, el pericarpio del fruto, es decir, la doble capa que protege la semilla, contiene un aceite conocido como "aceite de la cáscara de la nuez de marañon" el cual contiene sustancias causticas como cardol, cardanol y ácido anacárdico, fenoles con uso potencial en la industria petroquímica. Actualmente se han criticado productores de nuez de marañon en India, Vietnam y otros por no proveer protección contra las quemaduras a los operarios encargados de su extracción, así como el usar en este proceso ha presidiarios por medio del trabajo forzado.

Curiosidades:

Junto con el mango, el marañon es pariente cercano con la hiedra venenosa, el roble venenoso y el zumaque venenoso (especies de clima templado, pertenecientes al género Toxicodendron), la hiedra venenosa es bastante popular en series de Norteamérica y en paises de Europa y Asia donde se ha introducido. Estas especies contienen un compuesto irritante llamado urushiol

En Colombia la planta conocida como Pedro Hernández o manzanillo (Toxicodendrum striatum) también produce escozor en la piel, provocao por el urushiol.

Finalmente: Reconozco que la próxima vez que consuma un fruto fresco de marañon, lo probaré con un toque de ají, azúcar y sal. Bibliografía:

-Duarte, O. y R. Paull. 2015. Exotic fruits and nuts of the new world. CABI p 1-16.
-Patino, V. 2002. Historia y dispersión de los frutales nativos del neotrópico. CIAT 656 pp
-Warren, J. 2011. The nature of crops. CABI. 192 pp
-https://www.telegraph.co.uk/foodanddrink/foodanddrinknews/11577928/Blood-cashews-the-toxic-truth-about-your-favourite-nut.html