domingo, 4 de marzo de 2018

Historia del mamey

El mamey (Mamea americana L.) se conoce en inglés como "mammee apple" es una planta perenne que actualmente pertenece a la familia Calophyllaceae creada desde el APG III con plantas que pertenecian a la familia Guttiferae o Clusiaceae. El mamey es comunmente confundido con el zapote (Pouteria sapota Jacq) como otro ejemplo de la tendencia de llamar con el mismo nombre varios frutos. El nombre mamey proviene probablemente de la lengua taína (los taínos fueron los habitantes de las islas del Caribe), en la isla Dominica tambien se le conoce como "Ma sioui" y en comunidades de Centroamérica como misquito, se le conoce como "rurí"

Al parecer, es nativo de las islas del Caribe como Jamaica, Puerto Rico y las Antillas Menores, así como en el norte de suramérica. Este árbol se ha encontrado a lo largo de América, siendo introducido en Florida y en Hawái, también se ha encontrado en otras islas del pacífico como Islas Cook e Islas Fiji, así como India y países de África tropical. No existen grandes cultivos dedicados a esta especie, sin embargo es cultivada para su venta en mercados locales y algunas ciudades. En Nicaragua se ha usado como planta rompevientos (al borde de los cultivos) de café.

Durante su viaje por costas panameñas por 1502-1503 Cristobal Colón describe que además de la piña, los nativos hacían vino de otra fruta que él describe y luego añade: "su sabor es como de durazno o pera muy buena. De estas unas son mejores que otras, como sucede con las demás frutas, también las hay en las islas, que los indios llaman mameyes". Existen varias descripciones históricas de mameyes en islas, sin embargo es difícil precisar si hacen referencia a mamea americana o a pouteria sapota. Requejo Salcedo (1640) llama al mamey como "mamey de Cartagena" para evitar esta confusión. Existen varias referencias escritas del mamey.

Girolamo Benzomi realiza una ilustración en la cual aparece el "mamei", la guayaba, la guanabana y el platano, ilustrando al mamey como un árbol con frutos en su alta copa.

dibujo de arboles frutales mamey guayaba guanabana y platano
Árboles frutales, mamey a la izquerda. Girolamo Benzoni (1565). Historia del nuevo mundo.

En Colombia, se tienen datos de su ingreso por la cuenca del río Magdalena donde se observa bastante difundido en la parte baja del río (siglo XVIII), por el lado de Cali se conoce como mamey a un árbol maderero y no aparece mencionado dentro de los frutales del siglo XIX, Hamilton (1824) menciona que el doctor Soto lo cultivaba en una finca cercana a Palmira. 

Esta planta se adapta bien a varios tipos de suelos, incluyendo suelos calcareos, siendo requerido mantener sistemas de riego, como se ha visto en la costa de Perú, es un árbol perenne (siempre verde) con una altura de 15 a 22 metros.
Los árboles pueden tener tres tipos de flores, unisexuadas, hermafroditas o pueden tener flores masculinas, femeninas y hermafroditas al mismo tiempo. Estas flores son visitadas por abejas angelitas y meliponas (nativas de América). Los frutos tienen un gran tamaño, con un diametro entre 10 y 18 cm, con un peso generalmente entre 0,5 y 0,8 kg, la cáscara tiene 4-5 mm de grosor. La pulpa es amarilla tendiendo a anaranjado y sin fibras, cubren de una a cuatro semillas. El fruto maduro tiene una agradable fragancia y puede demorar más de un año desde la flor hasta la madurez.

flor de mamey
Flores abiertas y cerradas que surgen de la rama (flores caulinares) del mamey. Foto: Javier Borbón.

frutos en crecimiento de mamey
Frutos de mamey cuajados, pequeño tamaño. Foto: Javier Borbón.

Un solo árbol puede dar entre 150 y 400 frutos. Se conoce su estado de madurez raspando la corteza y observando el color debajo de esta, si es verde todavía no está apto para cosecha, mientras que si es amarillo, está perfecto para ser cosechado. Gran parte de los frutos se encuentran a una gran altura en el árbol, por lo cual durante su cosecha es común que se golpeen contra el suelo causando hematomas en el fruto, disminuyendo su calidad. Así mismo se ha visto afectado por plagas, encontrándose larvas en su pulpa en sitios de venta, por lo cual se requiere de un manejo adecuado y creativo durante su cultivo para ofrecer un producto final de calidad. La fruta es altamente perecedera y sufre daños por frío si es almacenada a menos de 15°C.

árboles adultos de mamey
Cultivo no tecnificado de mamey en Anolaima (Cund.), notense los arboles de gran tamaño (mas de 10 metros) con frutos de difícil acceso, así como frutos en el suelo (esto permite que las plagas se reproduzcan) Foto: Javier Borbón.

Dentro de otros usos que tiene el mamey, esta la belleza del árbol, que permite ser usado como ornamental. Por otro lado, la semilla se ha usado como insecticida tradicional en cultivos y granjas, así como contra garrapatas y piojos (este último uso no lo recomiendo debido a que puede causar daño en los ojos si entra en contacto con estos).

Bibliografía
-Duarte, O. y R. Paull. 2015. Exotic fruits and nuts of the new word. CABI. 31-36pp
-Morton, J. 1984. Mamey. En: Crop fruits of warm climates. 2997 pp
-Patiño, V. 2002. Historia y dispersión de los frutales nativos del neotropico. CIAT. 656 pp.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario