martes, 12 de abril de 2016

La historia del aguacate o palta

Esta entrada esta todavía en construcción.

El aguacate (Persea americana) es un arbol tropical y subtropical que pertenece a la familia botanica de las Lauraceas, que tambien incluye la canela (Cinnamomun verum) y el laurel (Laurus nobilis).

Observando una interesante historia botanica sobre las Lauraceas (que encuentras al final de post) se encuentra el paso de esta familia botanica por Laurasia y posteriormente llega a Mesoamerica donde nació su relación con el Homo sapiens. En el Pleistoceno la megafauna de nuevo mundo comenzó una extinción que incluia mastodontes, mamuts, megaterios, caballos nativos entre otros a los cuales las plantas del género Persea estaban bien adaptadas para la dispersión de su semilla, antes de desaparecer los ancestros de Persea americana habían ingresado en las montañas de Centro y Suramerica donde el desarrollo de barreras montañosas y ambientes ecológicos extremos generaron la especiación del género Persea  de los cuales son conocidas tres razas o ecotipos: Antillano, Guatemalteco y Mexicano, existentes antes de su uso por parte de los humanos.



Los Aztecas comerciaron con las tres razas de aguacate según las crónicas españolas de 1540 quienes mencionan que las tres razas eran nombradas y vendidas en el mercado de Tenochtitlan. En el Codex Florentino se encuentran los nombres con que se conocían las tres razas: aoacatl (Mexicano), tlacacolaocalt (Antillano) y quilaoacatl (Guatemalteco). Por otro lado la palabra guacamole viene de ahuacamolli que significa salsa de aguacate.

Gracias a la mezcla entre las diferentes razas, se ha obtenido una variedad genética y morfológica que es propagada a sitios agroecológicos apropiados según la latitud y/o la altura.

Cuando los españoles arribaron a America, el aguacate Antillano era conocido por los Incas y en Colombia era bastante común (en Santa Marta fue el primer lugar donde los españoles encontraron aguacate). Al parecer el aguacate había llegado a los Incas poco tiempo antes de la llegada de los españoles. El nombre andino de “Palta” (como se le conoce en Perú, Chile y Argentina) se piensa que es derivado del nombre del pueblo amerindio de "los Paltas" del cual los Incas obtuvieron el aguacate y lo llevaron a Cuzco y los valles cercanos. El aguacate Antillano estaba en proceso de propagación dentro del Amazonas en el momento de la llegada de los Europeos, como evidenció Francisco de Orellana en 1542 en su expedición por el Amazonas en búsqueda de la canela (pagina 14).



existen tres tipos diferentes de aguacate que a menudo se consideran como subespecies: El Mexicano, Guatemalteco y el Antillano

Lauraceas en la evolución:
Es interesante en el mundo botanico que la familia Lauracea esta agrupada taxonomicamente con otras familias de plantas con flores (Angiospermas) como Magnoliacea, Annonacea, Piperacea y Canelacea dentro de las angiospermas basales  las cuales han tenido una evolución en conjunto. Los ancestros de las Lauraceas parecen haber evolucionado en Gondwana en el cretáceo, hace 65 millones de años, tiempo en el cual se mantenía una porción de tierra que mantenía unidas a Laurasia y Gondwana por lo cual fue posible su migración hacia Laurasia. Cuando el mar de Tetys (Tethys) separo las masas continentales, estas plantas quedaron confinadas por millones de años tanto en Laurasia y Gondwana.

El clado al que Persea pertenece (Perseeae-Laurae) divergió de las líneas de Gondwana y al parecer quedó aislada en Laurasia donde tuvo una amplía dispersión  según muestran los registros fosiles, posiblemente porque Laurasia tuvo una temperatura cálida y pocas barreras geográficas. Sin embargo en el Eoceno (32 millones de años atras) la temperatura bajó, por lo que sobrevivieron las especies que pudieron migran a temperaturas más cálidas. 


Bibliografía:
-Bost, J., Smith, N. & J. Crane. 2013. History, Distribution and Uses. In: The Avocado: Botany, Production and Uses. 2nd Edition. pp: 10-30
-Chandervali, A., van der Werff, H. & S. Renner. 2001. Phylogeny and historical biogegraphy of Lauracea: Evidence from the chloroplast and nucelar genomes. Ann. Missouri Bot. Gard. 88: 104-134 pp
-Schaffer, B., Wolstenholme, N. & A. Whiley. 2012. The avocado: botany, production and uses. 2nd ed. CABI. 605pp

No hay comentarios.:

Publicar un comentario