domingo, 20 de diciembre de 2015

Mi aprecio por el garbanzo

En esta entrada, voy a manifestar mi agrado por el garbanzo, una de esas joyas ocultas de los pueblos donde considero que junto con la lenteja, hemos perdido el rastro de su cultivo en Colombia.

avanza hacia su final el mes de diciembre y comienza enero, en un año cualquiera de los ultimos 25 de mi vida, y siempre añoraré los garbanzos verdes tostados y cocinados con huevo revuelto, ese sabor a almendra con una sal tan propia, un sabor tan único que me recuerda el municipio de Choachí, allí donde mi abuelo labró la tierra con ardor y sudor para proveernos de los más exquisitos alimentos "ni el presidente se come un almuerzo como este" recuerdo haberle escuchado.

Es en Choachí y en varios municipios como los del valle de Tenza, que entre septiembre y octubre se cultiva el garbanzo, un cultivo abandonado en Colombia y que vive en el recuerdo de sus viejos campesinos, que con sus manos arrugadas y su tez quemada vieron como desaparecía esta bella planta de característico olor a partir de la apertura económica, hoy su cultivo es de mínimas parcelas que se dedican al autoconsumo y una que otra lo venden para que personas que extrañan ese sabor, tengan una vez mas el deleite de recordar con el paladar con ese sabor, ese sabor que con el paso del tiempo va desapareciendo a medida que sigue envejeciendo y desapareciendo el campesino colombiano.

Garbanzos verdes en su vaina, y desgranados

La diferencia entre el garbanzo verde y el amarillo que conseguimos en las tiendas, es que el segundo se deja secar el la planta, y posteriormente es cosechado mecanicamente.

Pero apreciado lector, seguramente te preguntaras ¿que tiene de especial comer garbanzo? la pequeña diferencia es que el garbanzo que les menciono es garbanzo verde, fresco (así como las arvejas verdes y que desgranan en la cocina con una placida charla), el sabor de estos garbanzos verdes se ha descrito como el de las almendras, SON DELICIOSOS. 
En Colombia los garbanzos verdes casi que solo los consigues si los cultivas, sin embargo, en otros paises he visto que hay empresas dedicadas a su comercialización organizada y a los garbanzos verdes se les conoce como "guasanas", usados en deliciosas preparaciones donde son cocinados dentro de su vaina, son fritos, escaldados y cientas de maneras que un chef apreciaría y he visto que algunos hacen sus platos con garbanzos solo en la temporada de estos y a personas muy apreciadas.

Bueno, antes de despedirme les comparto unos datos de los garbanzos: su consumo se ha visto que tiene relación con un proceso bioquímico en nuestro cuerpo aumentando la sensación de bienestar (pronto les traigo la bibliografia) y en Duitama (Col.) en la estación de Surbatá del ICA, se estaba evaluando las accesiones que eran cultivadas con el fin de seleccionar aquellas accesiones con mejor adaptación y rendimiento, siendo en lo que he observado, muy similar al del frijol arbustivo.

Espero hayan disfrutado estas cortas palabras de elogio a la memoria de la lengua.

1 comentario:

  1. Leonardo, tu manera de escribir tiene un sabor literario delicioso, que quisiera leer más.... dejas el sinsabor de un postre que te da mucho y no quieres acabar. Me trajiste bellos recuerdos.
    Sigue adelante, te quiero

    ResponderEliminar